Archivo de la etiqueta: Campamentos

Campamento ECOFUN CAMP, ecología y circo para niños

José Miguel Alonso Rodrigo


Hacemos un llamamiento a todos los padres con hartura veraniega, a los padres que se han quedado sin ideas, a los padres hippies, a los modernos, al que quiere que su hijo sea más verde y entienda de que va, a aquellos padrazos preocupados por la diversión veraniega del sus enanos…

Hacemos un llamamiento para que todos vosotros encontréis un momento para abrir boca con esta novedosa actividad, una actividad muy nuestra, repleta de la esencia de Pasa la Risa.

ECOFUN CAMP es una iniciativa de Pasa la Risa para hacer un solo campamento dedicado a lo nuestro, el “CIRCO” y la “ECOLOGÍA”. Nadie ha sido capaz de conseguir unirlas. ¿Cómo saldrá? Sólo ellos, los más peques podrán comentarlo. Mientras tanto os contamos sus entresijos.

Campamento-4

ECOFUN CAMP es una actividad de campamentos de verano lanzada por la empresa Pasa la Risa. Un campamento nuevo que brinda la oportunidad de aprender dos disciplinas nunca antes unidas para tematizar un campamento, Circo y Ecológia. ¿Cómo? Con arte, pero con diversión.

Multiaventura llena de educación para complementar a las actividades más circenses (malabares, diabolo, slackline, etc). Dentro del programa de actividades en la naturaleza de Pasa la Risa, se han diseñado actividades para desarrollar la conciencia ecológica que nuestra sociedad necesita, con actividades de creación de huertos, reciclaje y biología que se unen de la manera más montañera con ginkanas de orientación y senderismo ornitológico.

Campamento-2 Campamento-3 Rapel

  • ¿Cómo se organiza todo este jaleo?

Cómo siempre esta empresa ayuda con eso de la flexibilidad. 5 semanas repartidas en mes y medio para que vosotros organicéis cuándo quieren ir. Además os echan un cable con los pagos, facilitando pagos fraccionados desde marzo.

  •  ¿Qué más se puede pedir?

Nosotros te lo decimos con gusto. Monitores y coordinadores titulados, preparados para realizar todas las actividades. Nada de personal sin experiencia ni mucho menos. Ratio de trabajo asegurado de 10 niños por monitor, más equipo de cocina, multiaventura, coordinador de equipo y de instalaciones. Y todos contratados y asegurados.

  • ¿Dónde es?

Situado el el municipio de Pelayos de la Presa (Madrid), la instalación cuenta con tiendas de campaña con capacidad para 4 personas, zonas de acampada arboladas e iluminadas, grandes zonas verdes y de juego, sala multiusos, comedor, cocina, aseo masculino y femenino con duchas individuales… ¡Lo mínimo para hacer algo así!

DCIM100MEDIADCIM100MEDIA

  • ¿Qué lo hace tan exclusivo?

Si con todo lo anterior no te dieron ganas de ir, te ayudamos con algo más de información. Practican eso que ya casi se ha perdidos, se acercan a ti, hablan contigo y te facilitan todo; trato personalizado y directo, alimentación de calidad, diario de campamento, atención sanitaria y seguridad por todos lados, personal cualificado y una guía para padres como ayuda. Pero en su día a día, tienen atención al cliente 24 h, para todas tus dudas. ¡insólito!

 

Si quieres saber mucho más, date un paseo por la web Pasa la Risa  y llévate la sorpresa de tu vida.

Semana Santa de Campamento

José Miguel Alonso Rodrigo


campamentos semana santa

Todos los años,  miles de familias se aprietan el cinturón para poder llevar en verano a sus hijos a actividades de campamento durante semanas, quincenas o meses. Primos, amigos y hermanos hacen de instalaciones de campamento su casa, los monitores a su cargo, son sus padres durante algunos días y los cocineros, una nani improvisada que alimenta a las fieras tras horas de actividades.

Pero el verano no es la única época del año en la que los campamentos, sean fuera de casa o los tan conocidos urbanos, se muestran como alternativas a la improvisada política de conciliación laboral de esta nuestra España. Navidad y Semana Santa se han convertido en las dos etapas del año en la que es necesario encontrar a alguien que se ocupe de nuestros hijos. Y que opción mejor que estos campamentos. Llenos de gentes, llenos de actividades y como cero preocupaciones. ¿Os contamos un poco más?

Padres y madres, semana santa ya no es un problema. Manda a tus retoños a un campamento de estos que se hacen en verano, con sus jueeegos, sus cosas chulas de manualidaaaades, los monitores entrañaaables y  el tooodo incluido… Sin pensar en qué pasará con ellos tras acabar el trimestre escolar y el estrés que nos causa tenerlos en casa.

Nuestras opciones ideales

  • Campamento urbanos en nuestro cole

¡Anda ya! ¿Qué me cuentas? ¿Qué no hay en tu colegio? Pues lo de siempre lectores míos, poneros manos a la obra porque esta alternativa es la mar de normal para muchas empresas como nosotros. Suelen ser mucho más baratos, ya que tenemos menos días y no suelen tener actividades de multiaventura o visitas a centros culturales.

  • Campamentos urbanos en nuestro cole + actividades estrella

Si en vuestra zona tenéis más poder adquisitivo, y queréis darle un toque especial a vuestro campamento de manualidades, elegid destino y a disfrutar, y por solo unos euritos más.

  • Campamentos fuera de casa + multiaventura

La opción menos barata sin duda, pero la mejor. Vuestros hijos realizarán de todo, yo mismo estoy deseando volver a ser niño para que mis padres se piensen el mandarme. Con actividades de multiaventura como la piragüa, la escalada o el surf, un sinfín de actividades como juegos tradicionales o deportivos, talleres, circo, ecología, teatro… ¡Me he cansado, que de cosas!

Tantas opciones que acabamos liados de pensar donde mandarlos. Así que, si te deja tu bolsillo, merece la pena probar la experiencia.

10 historias de campamento (que tus hijos no te han contado)

recuerdos de campamento

Hay una ley no escrita que de forma espontánea surge entre los chavales que disfrutan de un campa:

.

Esta puede ser una de las razones por las que los padres de los campistas acaban por no enterarse de las experiencias que han vivido sus hasta entonces inocentes retoños 😉

Pero eso va a cambiar. Os sacamos de ese pozo de desconocimiento recogiendo algunas anécdotas para que disfrutéis como ellos: historias de campamento que tus hijos seguro que no te han contado… y que te harán dejar de dudar y salir corriendo para buscarles campamento de verano (si todavía no te has apuntado, nosotros te esperamos con los brazos abiertos en nuestro Ecofun Camp, en Pelayos de la Presa).

Aviso a navegantes: estas historias van aliñadas con humor, y esperan sacarte una sonrisa; échale tú también humor, lector. 

  • La morriña que desapareció como por arte de magia

Día 1, nostalgia. Día 2, indiferencia. Día 3, libertad. Qué poco tarda uno en olvidarse de los padres cuando estás todo el día jugando. ¿Qué más se puede pedir en vacaciones?

  • Se busca muchacho en tienda ajena

Gracias a Decathlon (y su mobiliario de camping que se abre en menos de un pestañeo) ya no escuchamos tanto aquello de “quién sabe montar esta tienda de campaña”… Pero, como todas las tiendas son iguales, se producen momentazos como que un pequeño campista acabe en la tienda otro.

  • 80.000 kilómetros de viaje sin destino

¡Ay la impaciencia de la juventud! Ante una ruta senderista, los monitores tiran de canciones, bailes y artimañas para que sigan andado sin preguntar a cada minuto cuánto queda. La animación continúa hasta que alguien pregunta “¿estáis seguros de que era por aquí?” ¡Ups! Parece que alguien se despistó en la anterior encrucijada. Vuelta atrás.

  • El misterio de los niños que aprendían a fregar platos

Sin padres, los niños se vuelven más autónomos. Se dice que en una ocasión una madre llamó al teléfono del coordinador porque no daba crédito a las últimas noticias sobre su churumbel: su hijo fregaba sus propios platos. O_o

  • Roñosos y felices

“La roña les hace felices”, dijo un monitor bien avanzando el campamento, cuando intentó que los niños se asearan como dios manda. Pero todo hay que decirlo, la roña les rehuye.

  • 15 días y 15 noches

Los padres vuelven a ser novios y felices… 15 días de San Valentín.

  • ¿Cargadores en los árboles?

Los enanos todavía se piensan que los móviles en medio del campo funcionan… “Aquí no tengo cobertura”, se decían unos a otros.

  • Amigos para siempre

La amistad se magnifica como en el Gran Hermano. “El próximo año vuelvo seguro”. “Si tu vienes, yo también”. “Siempre seremos los mejores amigos”. Qué entrañable.

  • Talentos desconocidos

Los niños se convierten en los protagonistas de flash dance en la fiesta de fin de campamento. Ni en Eurovisión se ve tanto talento junto.

  • Sonrisas y lágrimas

Y la mejor para acabar con cariño, TODOS LOS NIÑOS Y LOS MONITORES LLORAN el último día.

Un animador, miles de recursos

un animador mil recursos

Los animadores de Pasa La Risa somos como una navaja multiusos, que lo mismo sirve para descorchar una botella de champán que para salvarte la vida en medio del bosque.

Padecemos lo que nosotros denominamos el síndrome de ‘Mary Poppins’. Si la cantarina niñera de la famosa peli de Disney empezaba a sacar chismes de su bolso y los niños a los que cuidaba se quedaban ojipláticos, cuando nosotros empezamos a sacar ideas de nuestra cabeza y ya nos podemos parar.

He aquí un pequeño decálogo de lo que somos capaces. Además de ayudarnos a subir la autoestima y a sacar pecho, nos ha servido para echarnos unas risas en el equipo:

10 cosas que un animador es capaz de hacer:

  • Sacar los pinceles y el alma de artista…

y pintar la cara de un niño para que se transforme en lo que desee durante el resto de la tarde. No importa si quiere convertirse en superheroína, fiero animal o un ser fantástico que nadie ha visto nunca antes…

  • Inflar un globo…

darle forma de espada, sombrero o conejo en menos de lo que dura un pestañeo. Sin perder el aliento. Y echarse unas carreras después si hace falta. Pulmones de acero.

  • Entonar una cancioncilla…

sin desafinar, con coreografía incluida, y lograr que acabe bailando desde el más pequeño de la casa hasta el abuelo amarrado a la garrota. Y seguir encadenando grandes éxitos durante horas.

  • Pasar las tardes libres fabricando marionetas…

porque los títeres y los cuentacuentos nos tienen enganchados tanto a Pasa La Risa como a nuestro pequeño público, que sigue la trama de estas historias con más pasión que mi madre viendo la telenovela.

  • Llevarse a un grupo de niños urbanitas de excursión al campo…

y enseñarles que la leche no sale de los tetabricks, que los pájaros tienen 1001 nombres y que los bocatas saber mucho más ricos después de una larga caminata. ¡Ah! y saberse al dedillo todas las rutas aptas para niños de su región y parte del extranjero.

  • Organizar una fiesta en un cole, un cumple o una BBC (bodas, bautizos y comuniones)…

y parecer un pulpo con mil manos que le sirve para: tener todo el papeleo a punto, hacer piña con el equipo educativo, inventar dinámicas originales, traer el hinchable de tus sueños si hace falta, y conseguir que ese sea el mejor día del mundo para los chavales.

  • Montar un campamento en una urba o en medio del bosque…

y tener dinámicas planificadas para jugar día, tarde y la noche; para la hora del desayuno, la comida y la cena, para enseñarles a los chavales a ser más autónomos, para amenizar veladas y crear talleres de manualidades. Para todo.

  • Dar clases extraescolares que pasan de tostón a fascinante …

Porque muchos animadores tiene formación superior y saben mucho de lo suyo, pero también de educación y desarrollo del niño. Y eso se nota en sus clases.

  • Curar, aconsejar y proteger…

… del frío, el hambre y el miedo. Mimarles con el amor de una gallina hacia sus pollitos. Y, sobre todo, seguir aprendiendo siempre de ellos.

 

Estas son solo los primeros 10 superpoderes de la lista (casi se nos cae la lagrimilla de risa y emoción). Pero hay más. ¿Nos ayudas a recogerlos?

 

Alucina Vecina: campamentos urbanos (II). Experiencias en pequeños municipios

-José Miguel Alonso Rodrigo –


campamentos urbanos en pequeños municipios

Hace poco compartíamos con vosotros la creación de una comunidad mediante los campamentos en urbanizaciones. Hablamos entonces sobre cómo de la necesidad de ocupar a los niños en verano, si se planea y organiza bien, puede surgir una experiencia increíble, con su pizca de valores, su toque de educación y servido con toda la diversión.

Ahora que ya sois aprendices de este blog, solo os queda un pequeño empujón más.

Unamos comunidades, unamos escuelas, unamos municipios. ¿A cuántos sois capaces de unir a vuestra comunidad para crear vuestro propio campamento?

Esta sencilla idea puede impulsar la mejora de los servicios de vuestro municipio o de vuestra comunidad autónoma. Basta un solo paso: conseguir la implicación social.

Sigue leyendo Alucina Vecina: campamentos urbanos (II). Experiencias en pequeños municipios

Alucina vecina: campamentos urbanos (I). Experiencias en urbanizaciones

– José Miguel Alonso Rodrigo –


El sol ya se esconde. “¡A cenar!”, grita nuestra madre. Ya sentados a la mesa, en familia con la tele de fondo, mamá suspira y le comenta a papá que se ha encontrado con la vecina en el ascensor. “Me preguntó que íbamos a hacer con los niños este verano”. Ella había descubierto una empresa que cuidaba a los niños en la comunidad.

Cada vez más espacios privados se convierten en las épocas estivales en improvisadas escuelas infantiles y campamentos juveniles. Un nuevo nicho de mercado para las empresas de ocio, que se suman a los servicios existentes para las comunidades de vecinos, como la seguridad, la limpieza o el mantenimiento de jardines y piscinas.

Las grandes zonas urbanas se han extendido hacia las zonas rurales en forma de mega ciudades residenciales, ciudades dormitorio. Un horizonte de bloques de hormigón diseñados para albergar comunidades de trabajadores, que van de casa al tajo y vuelta a casa. Y te levantas por la mañana y vuelves a hacer lo mismo. Tajo, casa, dormir, tajo, casa, dormir… ¡Stop! ¡Qué estamos haciendo, necesitamos parar! Cambiemos, necesitamos volver a los principios básicos. Comunidad. Compartir. Calma. Diversión. Sigue leyendo Alucina vecina: campamentos urbanos (I). Experiencias en urbanizaciones