Archivo de la etiqueta: jugar en la calle

Ventajas de jugar en la calle

ventajas de jugar en la calleLos niños necesitan al mismo tiempo seguridad y riesgo, movimiento y reposo, observación y reflexión. Y eso no siempre es posible en casa.

La calle, el parque o las zonas comunes de la comunidad de vecinos −según los espacios en los que los papis puedan y quieran permitir a sus hijos el juego libre− son un territorio de crecimiento personal para ellos. 

El juego es la acción más importante para que los más pequeños conozcan el mundo, aprendan a interpretarlo y a encontrar su lugar en él.

Sigue leyendo Ventajas de jugar en la calle

Así jugaba así así: ¿A qué jugaban las mamás blogger?

mamas blogger cuando eran niñas
Hoy por hoy son bloggers con miles de seguidores pendientes de sus experiencias, opiniones y consejos sobre la maternidad. Pero hace no mucho las mamás bloggers fueron niñas.

En este blog siempre estamos buscando ideas para ayudar a los papis a que encuentren ese niño o niña que llevan dentro y disfruten a tope con sus hijos. Así que les hemos preguntado a algunas de las mamás bloggers más geniales cuál era para su juego favorito cuando eran peques  y cómo prefieren ahora pasar el tiempo con sus churumbeles.

Laura, fundadora del Club de Malasmadres, Cruz de Entremadres, Belén de Mamá Sin Complejos, y Lucía de Baballa han acepado el reto.

¿Verdad que te mueres por saber qué han respondido?

1. ¿Cuál era para ti el mejor juego del mundo mundial cuando eras niña?
2. Hoy en día, con la prole, ¿qué prefieres hacer para pasártelo como una enana?

 

Laura, Club de Malasmadres
@malasmadres

1. ¿El mejor juego? Sin duda era para mí bajar a la calle a jugar con mis amigos, al guiso, a la comba, al pilla pilla, al escondite… Me pasaba horas por la tarde en la calle y volvía a casa como una loca, con los pelos tiesos, heridas y sucia como la que más. Un trasto, vamos. ¿Cómo han cambiado las cosas, no? Recuerdo con mucha nostalgia los veranos en la playa hasta que se iba el sol, inventar historias jugando a las muñecas con mi hermana o dibujar, siempre dibujar.

2. La buenahija va a ser artista o al menos eso cree ella. Tiene en su cuarto dos cajas llena de disfraces, complementos… Le encanta sacarlo todo de las cajas y aparecer disfrazada cada 5 minutos de algo distinto y hacernos un “espectáculo” como ella lo llama. Me muero de risa con ella y sus ocurrencias, mientras yo aprovecho entre escena y escena para trabajar o ponerme al día de las RRSS.

Lo que más me gusta hacer en familia es salir a #malamadrear ;): dar un paseo, comer en alguna terraza y disfrutar del día fuera. En Madrid hay muchos planes y los domingos por la mañana siempre ha sido nuestro día de #chicassolas, de las dos juntas, cuando el buenpadre se va al fútbol. Aprovechamos para ir a desayunar a algún sitio bonito, pasear o ir a alguna actividad infantil o expo. Pero cuando más disfrutamos, sin duda, es cuando bajamos a #tierrasanta y vemos el mar. El tiempo ahí se detiene. Ahora con la recién llegada, la logística será más complicada para todo nuestros planes pero ya nos iremos organizando.

Cruz, de Entremadres 
@entremadresblog

1. Me encantaba el rescate. Jugábamos en el recreo, en el patio del colegio, chicos y chicas. Recuerdo perfectamente lo divertido que era.

2. Ahora me gusta mucho salir a montar en bici con mi hija, encontrar caminos secretos, recoger flores por el camino y parar para montar un picnic.

Belén, Mamá sin complejos
@mamasncomplejos

1. Cuando era niña y llegaba el buen tiempo nos pasábamos muchas horas en la calle, al aire libre, jugando con los vecinos y amigos. Nuestros juegos preferidos: el escondite, la comba y la goma y ¡el beisbol! Lo pasábamos en grande.

2. Sin duda alguna disfrutar, como yo hacía, de juegos en el parque, en el campo o en cualquier espacio abierto. Mi hijo es muy deportista, así que cualquier juego con balón le encanta: fútbol, baloncesto, ¡hasta rugby! Por supuesto no puede faltar la bici. Todo lo que sea disfrutar en familia al aire libre nos encanta.

Lucía, de Baballa
@babybaballa

1. Os váis a reir, pero yo fui hija única hasta que tuve 14 años, así que cuando estaba sola en casa me tenía que apañar para divertirme sola y me encantaba jugar a las oficinas. Contestaba el teléfono, movía papeles de un lado para otro, hacía que escribía a máquina… Ahora lo pienso y Dios Mio que rollo jugar a lo que luego te convertirías, oficinista. Pero os digo una cosa me podía pasar horas y horas siendo oficinista.

 

2. Hoy en día no tengo un juego preferido la verdad. Juego mucho con ellos, desde un partido de fútbol, hasta una manualidad (que nos encantan) y ahora que van creciendo los juegos de mesa han llegado a casa. En el coche y cuando vamos por la calle siempre me piden jugar a las palabras encadenadas y la verdad es que me encanta porque aumentan su vocabulario muchísimo.

Gracias a todas por compartir con nosotros momentos tan especiales y, sobre todo, por seguir jugando 🙂

Y tú, ¿a qué jugabas cuando eras niño?